Una de las principales cadenas de televisión, en el punto de mira

El descrédito de los medios de comunicación tradicionales marca la campaña electoral mexicana

Los medios tradicionales, en el punto de mira en las elecciones mexicanas

13/06/2012 Una corriente de descrédito hacia los medios de comunicación, sobre todo las televisiones de mayor audiencia, recorre México por la cobertura de una campaña electoral que, según los expertos, es la más cuestionada de la historia.

Acusaciones de falta de imparcialidad y transparencia en la información que ofrecen los principales canales se han colado en esta contienda electoral que concluye el 1 de julio, el día en que unos 79,5 millones de ciudadanos están llamados a las urnas.

Todo ello mientras el presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, resaltó hoy que "la información es la piedra angular de la democracia" y habló de la necesidad de alcanzar "una sociedad más abierta" que dé cabida a todas las opiniones.

Expertos consultados por Efe coinciden en señalar a Internet, las redes sociales y los jóvenes como la mezcla perfecta para azuzar el debate sobre el trabajo de estos medios de comunicación masivos.

"Creo que hay un hartazgo de la juventud crítica que accede a la universidad de cómo en la televisión y el poder público se confabulan para alentar y estimular una candidatura presidencial", aseguró Carlos Padilla, director de Zócalo, revista especializada en periodismo y comunicación política.

Se refiere al movimiento #Yosoy132, que surgió el pasado 11 de mayo en la Universidad Iberoamericana, cuando el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, favorito en las encuestas, fue abucheado por numerosos estudiantes.

Acusado de ser un candidato "fabricado" e impuesto por Televisa, la principal cadena de televisión del país y el mayor grupo de medios de comunicación de América Latina, los asesores del aspirante tacharon a los jóvenes de ser "grupos manipulados y porros (agitadores)".

Para desmentir a los dirigentes del PRI, grabaron un vídeo que generó el respaldo de numerosos estudiantes de otras universidades, quienes se organizaron en el movimiento #Yosoy132, que ha hecho de la democratización de los medios una de sus principales demandas.

La idea de que existe un claro favoritismo por parte del canal hacia Peña Nieto no es aislada y en los últimos días esa percepción ha aumentado a raíz de que el periódico británico The Guardian sacase a la luz unos documentos que presuntamente demostrarían la venta de coberturas favorables al candidato presidencial.

La cadena y el partido rechazaron la acusación al alegar que no se ha confirmado la autenticidad de los documentos, donde también se incluye una campaña en contra del candidato del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, segundo en las encuestas.

"En lugar de información, Televisa podría haber estado transmitiendo propaganda de la que no se avisa al auditorio, algo que reforzaría la opinión generalizada de que la imagen, la candidatura y la promoción de Peña Nieto ha sido elaborada por la cadena", opinó Padilla.

Aunque el caso de Televisa es el más sonado, las exigencias de mayor imparcialidad informativa por parte de la sociedad se hacen extensivas a otros medios.

"Los medios están jugando políticamente a favor o en contra de los candidatos, pues en México también se vota editorialmente, porque no olvidemos que los Gobiernos son la mayor fuente de financiación", añadió Padilla.

En este sentido también se pronunció el profesor de comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Iván Islas, quien explicó que las actuales críticas se enmarcan en un debate más amplio sobre la naturaleza privada de las empresas y su función pública.

"Los medios están obligados a dar información equilibrada que le sirva a la gente para tomar decisiones, algo que no debiera verse amenazado por su naturaleza privada", aseveró.

Para Islas, la principal crítica que se le puede hacer a los medios en la cobertura de la campaña es que están ofreciendo "una parte de la información" que muchas veces coincide con la oficial y que está "ligada a ciertos intereses".

Consideró, no obstante, que gracias a la presión ciudadana y el avance de una "democracia incipiente", se han hecho esfuerzos por ser "equitativos" y ahora ya hay contabilidad de tiempos o estadísticas de coberturas.

La aparición de nuevos medios digitales que facilitan la interacción y la transmisión de información, especialmente popular entre los jóvenes, es para este experto una de las razones que explica esta corriente de descrédito que ha irrumpido en la campaña.

Sin embargo, puntualizó que la brecha digital que deja a 78,8 millones de mexicanos sin internet, el 69,3 % de la población, sigue situando a los medios tradicionales en una posición "privilegiada" que hace que "sigan jugando un papel fundamental en la conformación de la opinión".

Las críticas a los medios masivos están centradas fundamentalmente en las estaciones de televisión, y, según datos difundidos hoy, no se extiende a los principales diarios, donde precisamente Peña Nieto es el que parece estar en desventaja.

La firma Consulting Media informó este miércoles que, según un análisis hecho en las últimas cinco semanas, Peña Nieto ha sido el candidato más criticado en los ocho diarios más importantes del país.

De acuerdo con estos datos, el aspirante del PRI recibió el 24,8 % de las notas negativas, seguido de Josefina Vázquez Mota, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), con un 22,5 %, mientras que el izquierdista Andrés Manuel López Obrador recibió un 11,2 %.

EFE ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://actualidad.orange.es/television/descredito-medios-comunicacion-tradicionales-marca-campana-electoral-mexicana.html



busca en actualidad Orange



Entérate de todo...

RSS
Construye su futuro con Orange

Construye su futuro con Orange

si eres empresa, dona tus viejos móviles

Con tu ayuda, UNICEF podrá enseñar a leer y escribir a 220.000 niños