El PP dice que, ante recursos limitados, hay que priorizar a los españoles

David Cal

08/08/2012 El español David Cal logró hoy la medalla de plata en la final de C-1 1000 m de piragüismo de los Juegos Olímpicos. El oro fue para el alemán Sebastian Brendel, que ganó por delante de Cal y del canadiense Mark Oldershaw.

Así lo ha asegurado en una entrevista en Punto Radio, al ser preguntado por la polémica que ha suscitado la intención del Gobierno de suscribir convenios con las personas no aseguradas para que puedan recibir asistencia en la Sanidad pública.

Hernando ha recalcado que ninguna persona sea legal o ilegal se va a quedar sin asistencia sanitaria de urgencia en caso de que la necesite.

Para el dirigente popular, es una cuestión de "opción y alternativa" en un momento de crisis económica como el que vive España.

"Lo que no se puede hacer es tratar a los inmigrantes que están legalmente en España como a los que entran ilegalmente en nuestro país y menos en unos momentos en los evidentemente que hay que hacer ajustes en el conjunto de los servicios públicos", ha comentado.

Ha insistido en que el dinero "no es ilimitado, desgraciadamente", y en que hay que hacer políticas que sirvan para "disuadir y eliminar elementos" que pueden "servir de atractivo" para emigrantes ilegales, como el hecho de tener una sanidad complemente gratuita en todos los aspectos.

Ante unos recursos del Estado que son limitados, ha dicho que es preferible que se atienda a personas que pagan sus impuestos en este país.

Agencia EFE ver más noticias

1 COMENTARIOS:

  • x dice:publicado: 12:33 08/08/2012

por fin dicen algo sensato, q ya basta de expoliarnos a impuestos
reportar

Dirección original de este contenido: 

http://actualidad.orange.es/sociedad/pp-dice-que-ante-recursos-limitados-hay-que-priorizar-espanoles.html



busca en actualidad Orange



Entérate de todo...

RSS
Construye su futuro con Orange

Construye su futuro con Orange

si eres empresa, dona tus viejos móviles

Con tu ayuda, UNICEF podrá enseñar a leer y escribir a 220.000 niños