La presidenta del Parlament afirma que no hay espacio para quienes niegan la democracia y la paz

La presidenta del Parlament afirma que no hay espacio para quienes niegan la democracia y la paz

18/06/2012 La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha afirmado hoy en un acto conmemorativo del atentado de ETA cometido en el centro comercial Hipercor que "Cataluña es un pueblo que rechaza la violencia", por lo que "no hay espacio para quienes niegan la democracia y la paz".

De Gispert se ha referido a las consecuencias de la violencia terrorista en un acto celebrado en el auditorio del Parlament para conmemorar el 25 aniversario de la mayor matanza de ETA, que tuvo lugar en el centro comercial Hipercor de Barcelona el 19 de junio de 1987, y que se saldó con 21 fallecidos y 45 heridos.

La presidenta del Parlament ha reivindicado los valores democráticos y se ha manifestado en contra "de cualquier tipo de violencia", porque "ninguna utopía la justifica", ha subrayado.

"Afirmamos nuestra voluntad de convivir, y no hay espacio para quienes niegan la democracia y la paz", ha añadido antes de señalar que la presencia de representantes de "las víctimas que han sufrido las garras del terrorismo es fundamental" para recordar "hechos tan rechazables y criminales que siempre mantendremos en nuestra memoria".

Por parte de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), su presidente, José Vargas, ha indicado que "las víctimas del terrorismo y sus familiares sufren de una forma más intensa" que cualquier otro colectivo relacionado con la violencia y ha elogiado la labor realizada por las fuerzas de seguridad para detener a los responsables de la misma.

Santos Santamaría, padre de un mosso d"esquadra que murió en un atentado de ETA cometido en Cataluña, ha destacado que, "mientras que en el Parlament se dialoga y se vota la aprobación democrática de leyes, ellos, los terroristas, pretenden conseguir a través de la violencia lo que no pueden obtener con el diálogo y las urnas".

Santamaría ha lamentado que haya gente que considere a las víctimas del terrorismo "como un simple efecto colateral" y "como el instrumento que utiliza el terrorista para obtener lo que no puede conseguir de otra forma".

En consecuencia, ha añadido, "las auténticas víctimas son los ciudadanos", algo "que es importante entender porque, en caso contrario, los conflictos se pueden eternizar y repetir".

Otra víctima de un atentado, Mari Carmen Pérez ha explicado las secuelas que le produjo en el año 1992 la explosión de un artefacto en una oficina de empleo.

Por parte de las víctimas de Hipercor, Rosa María Peláez ha relatado cómo algunas de las personas que le rodeaban mientras compraba en una carnicería del centro comercial ardían como antorchas segundos después de escuchar la detonación de la bomba.

Entre los asistentes al acto de homenaje a las víctimas del terrorismo estaban presentes el vicepresidente segundo de la cámara, Higini Clotas, los secretarios de la Mesa, Montserrat Tura y Pere Calbó, la consellera de Justicia, Pilar Fernández Bozal, y la delegada del Gobierno en Cataluña, María de Llanos de Luna.

El expresidente de la Generalitat y alcalde de Barcelona en el momento en que se produjo el atentado de Hipercor, Pasqual Maragall, también ha asistido al acto, así como el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, y diversas autoridades militares y policiales.

La soprano Maria Camps, acompañada del violoncelista Pau Marquès, han interpretado la canción "Dido"s Lament (When I am laid in earth)", de la ópera "Dido y Enees", de Henry Purcell, para concluir el acto celebrado en el Parlament la víspera del 25 aniversario del atentado de Hipercor.

Agencia EFE ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://actualidad.orange.es/internacional/presidenta-del-parlament-afirma-que-no-hay-espacio-para-quienes-niegan-democracia-y-paz.html



busca en actualidad Orange



Entérate de todo...

RSS
Construye su futuro con Orange

Construye su futuro con Orange

si eres empresa, dona tus viejos móviles

Con tu ayuda, UNICEF podrá enseñar a leer y escribir a 220.000 niños