Guardiola también muestra el camino en la derrota

Guardiola también muestra el camino en la derrota

25/04/2012 La reacción del Camp Nou tras el partido ante el Chelsea, demostrando haber entendido por fin que el camino del triunfo puede también aprenderse desde la derrota, no oculta la preocupación por el futuro de Pep Guardiola, quien no sólo ha marcado una época por la manera en la que su juega su equipo, sino que ha conseguido cambiar la mentalidad de un club acostumbrado a las excusas.

El gesto de los espectadores, justo después de que Fernando Torres consumara la eliminación del Barcelona, dibuja el perfil del nuevo barcelonista: orgulloso de la forma más que del fondo, del cómo antes que del resultadismo.

Y el barcelonismo entendió el mensaje: no se puede ganar siempre y, en el caso de derrota, asumir que ésta es digerible cuando se es fiel a un estilo de juego.

Guardiola puede ayudar a superar con su discurso y con el fútbol que juega su equipo, esas luchas intestinas de un club esquizofrénico que históricamente han rodeado al Barcelona, que se ha dividido entre "nuñistas" y "cruyffistas", "laportistas" o "rosellistas" y por una vez podría ser el nexo de unión entre todos ellos.

Cuatro años de éxitos ininterrumpidos han enseñado al club a convivir con la gloria, pero ha sido en la cruel derrota ante el Chelsea cuando el Barça ha aprendido, por fin, a perder.

Con Guardiola, el club azulgrana se encuentra en un momento que se adivina decisivo para superar ese carácter autodestructivo mostrado en los momentos de mayor debilidad y de acabar de una vez por todas en las excusas variopintas para digerir sus caídas: conspiraciones arbitrales o políticas, victimismo, mal fario o la cuadratura de los postes...

Después de tres temporadas y media de éxitos con Pep Guardiola, trece de dieciocho títulos y un estilo de fútbol elevado a la máxima expresión artística, los azulgranas chocaron ayer, martes, de bruces con la realidad pura y dura. Esa en la que no se vive en una orgía incesante de triunfos y las cosas no salen como uno había imaginado.

Esa realidad en la que "no siempre se puede ganar", como resumía ayer Guardiola. Lógica aplastante del deporte que, sin embargo, parecía pasmosamente desterrada y olvidada en el Camp Nou.

Anoche, el Barça se reencontró con sus propios fantasmas, sus derrotas más crueles y sus destinos más trágicos: el infortunio de Berna, el desengaño en Sevilla y otras tantas glorias perdidas en el camino, pero parece que algo ha cambiado.

En el barcelonismo ha calado hondo el mensaje del técnico -el estilo es innegociable, incluso en la derrota-, y especialmente después de perder dos títulos mayores en apenas 72 horas.

"A ese niño que hoy ha llorado le diría que "bienvenido al club". Imagino que llorará mucho más. Entenderá que el deporte es esto, que se gana y se pierde. Y es lo bonito, no se puede ganar todo", dijo Guardiola tras el partido dirigiéndose a su afición. Y quién sabe si también a sus propios niños en el vestuario del Camp Nou.

Si hasta ahora Guardiola ha sido el depositario del fútbol del Barça, el barcelonismo puede pensar que también lo es de la esencia de lo que había buscado durante años y por fin lo ha encontrado. Por eso, se mira con expectación la decisión del técnico.

Tras quedar fuera de la Champions y sin opciones en la Liga, Guardiola sabe que ha llegado su momento. Se reunirá con su ayudante, Tito Vilanova, y evaluará la situación, la deportiva pero también la anímica después de una temporada con demasiadas complicaciones de salud: Abidal, Villa, Afellay y el propio Vilanova.

Después se reunirá con Sandro Rosell para tomar una decisión. "Ahora ya toca. Veremos lo que es más conveniente". El calendario apura, queda justo un mes para que concluya la temporada.

Alex Cubero y Francisco Avila

Agencia EFE ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://actualidad.orange.es/deportes/guardiola-tambien-muestra-camino-en-derrota.html



busca en actualidad Orange



Entérate de todo...

RSS
Construye su futuro con Orange

Construye su futuro con Orange

si eres empresa, dona tus viejos móviles

Con tu ayuda, UNICEF podrá enseñar a leer y escribir a 220.000 niños