España supo manejar la presión de las tarjetas amarillas

España supo manejar la presión de las tarjetas amarillas

24/06/2012 La selección española pasará a las semifinales sin sancionados en toda la competición, una buena noticia para Vicente del Bosque y sus futbolistas, que entran en la siguiente ronda "limpios" de amarillas y que supieron manejar la presión de las tarjetas durante los cuatro encuentros disputados.

Algunos de ellos, como Jordi Alba, Álvaro Arbeloa y Fernando Torres, apercibidos desde la primera jornada frente a Italia, han aguantado tres choques sin amonestación. En el caso de los laterales son 360 minutos, ya que han jugado todo en esta competición, y controlaron con experiencia e inteligencia el riesgo de la sanción.

También el atacante, titular en dos encuentros y con minutos desde el banquillo en otros dos, y Xabi Alonso. El centrocampista, fijo en el esquema de Vicente del Bosque, vio la amarilla en la segunda jornada de la fase de grupos contra Irlanda y aguantó un partido de alta tensión ante Croacia sin ver ninguna tarjeta.

Los cuatro, más Javi Martínez, que no jugó ningún minuto ante Francia, afrontaban con la presión de las amarillas -una tarjeta les habría dejado fuera de las semifinales-, el duelo de este sábado en los cuartos de final, en el que España sólo vio una amonestación, a Sergio Ramos en el minuto 31 del encuentro.

Ni Álvaro Arbeloa, con la difícil misión de frenar a Ribery y que sólo cometió una infracción en todo el choque, ni Jordi Alba, que fue el jugador que más faltas sufrió en el partido ante la selección gala, ni Xabi Alonso ni Fernando Torres, en los más de 25 minutos que disputó del partido, recibieron tarjeta.

Agencia EFE ver más noticias

0 COMENTARIOS:

Dirección original de este contenido: 

http://actualidad.orange.es/deportes/espana-supo-manejar-presion-tarjetas-amarillas.html



busca en actualidad Orange



Entérate de todo...

RSS
Construye su futuro con Orange

Construye su futuro con Orange

si eres empresa, dona tus viejos móviles

Con tu ayuda, UNICEF podrá enseñar a leer y escribir a 220.000 niños